Blogia
Izquierda Socialista de Salamanca

MANIFIESTO CONTRA LA MANIPULACIÓN Y LA UTILIZACIÓN PARTIDARIA DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS DE SALAMANCA

Ayuntamiento de Salamanca, Alcalde y equipo de gobierno del PP

MANIFIESTO CONTRA LA MANIPULACIÓN Y LA UTILIZACIÓN PARTIDARIA DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS DE SALAMANCA

A favor de una imagen exterior de Salamanca como ciudad democrática, vinculada a la cultura, tolerante y con vocación integradora."

Los abajo firmantes, asociaciones y colectivos ciudadanos, entidades cívicas, vecinos de Salamanca, personas vinculadas con la ciudad o visitantes, profundamente alarmados por la imagen externa que está mostrando en la actualidad la ciudad debido a ciertas actuaciones político-partidistas, mentiras y engaños a que están siendo sometidas miles de personas, queremos manifestar:

1º) Nuestro absoluto rechazo a la utilización partidista de los espacios públicos de la ciudad así como de su misma imagen, cuyo último y vergonzoso ejemplo es la exhibición de una pancarta en el balcón del Ayuntamiento (Plaza Mayor), lo que supone un claro abuso de poder de las autoridades municipales, además de una clara muestra de parcialidad con que se están gestionando los intereses generales, pretendiendo hacer pasar por un sentimiento generalizado y un unánime clamor el contenido de dicha pancarta, cuando la verdad es que no es más que una opinión partidista guiada por muy concretos intereses electoralistas.

2º) Nuestro llamamiento a los ciudadanos de Salamanca, a los visitantes de la ciudad y a todos cuantos no se alineen ciegamente con la interesada confusión electoralista que mantiene el Partido Popular, a una serena reflexión sobre el sentido último, las consecuencias y la gravedad del enfrentamiento civil entre españoles que ese comportamiento partidista está propiciando; para evitar que siga produciendo el intento de manipulación de los sentimientos con respecto al tema de la devolución a las instituciones catalanas de los documentos de su propiedad incautados por la fuerza durante la dictadura, afirmando, por el contrario, que ello propicia para la ciudad de Salamanca, no sólo el poder ser, democrática y libremente, sede permanente del Centro de la Memoria Histórica sino, además, dejar de ser considerada como el reducto numantino del franquismo y lograr, de este modo, integrarse con normalidad en la comunidad democrática española como una ciudad sin tinte alguno ni rémora de inmovilismo, evitando que el nombre de la ciudad siga siendo asociado a la represión y que su mención en algunos lugares, debido al comportamiento irracional e intransigente de las autoridades locales del Partido Popular, siga siendo sinónimo de franquismo. En este sentido, Salamanca es mucho más que lo que representa su actual alcalde, fue la cuna del derecho de gentes, y merece ser considerada como lo que es: una ciudad vinculada con la cultura, tolerante y con vocación integradora. Asimismo, creemos que cualquier boicot o rechazo a productos catalanes, propiciado también por esa misma operación política partidista de desgaste y acoso al gobierno de la nación y al de la Generalitat de Cataluña, no propicia otra cosa que el seguidismo absurdo de unas intenciones electoralistas que no tienen empacho en provocar el odio y la exclusión, el enfrentamiento y la inquina entre diferentes pueblos y comunidades de España, que después de décadas de esfuerzo, tolerancia y entendimiento, han logrado una fraternal convivencia y concordia.

3º) Por último, nuestro rechazo frontal a la tergiversación histórica a que ha sido sometida la memoria de Miguel de Unamuno mediante la rastrera, ignorante, zafia y chabacana utilización de una frase pronunciada hace sesenta y nueve años por el entonces Rector de la Universidad en una concreta y reconocible circunstancia histórica, y que ha sido ahora utilizada, en una reconversión estúpida de su significado sólo achacable a la ignorancia o a la mala fe, justamente en el sentido contrario al que tuvo al ser pronunciada. Y, aunque somos conscientes de que las palabras a nadie pertenecen, también lo somos que la historia, la memoria y la verdad sí establecen ciertas relaciones que figuran como referentes de nuestro devenir y del significado del mismo que son reconocidas, en todo caso, por quienes aman la verdadera historia, respetan la memoria y buscan la verdad.

 Salamanca, 30 de diciembre de 2005

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres